Informe anual 2015

Informe anual 2015

Custodiamos el pasado para construir el futuro

Escuela de Barroco

Epicentro de la divulgación del Barroco

La Escuela de Barroco representa, junto con el Foro de la Transición Energética y el Cambio Climático, el principal evento académico y de divulgación científica promovido por la Fundación Focus-Abengoa. Celebrada anualmente, se ha convertido en una cita obligada para los estudiosos del siglo XVII, el alumnado universitario, así como para el público general interesado en esta temática.

En 2015 se ha celebrado la duodécima edición de estas jornadas manteniendo su principal seña de identidad: reunir a los mayores especialistas a nivel nacional e internacional de este periodo de la historia para abordar, desde un punto de vista multidisciplinar, un aspecto concreto del Barroco. En esta ocasión, el objeto de debate ha girado en torno a la interrelación entre los avances en la ciencia, la manera de comprender la naturaleza y las manifestaciones artísticas que se produjeron durante esos años.

Antonio-Miguel Bernal Rodríguez, Premio Nacional de Historia de España en 2006, coordina científicamente el evento, que además se organiza en colaboración con la Universidad Loyola de Andalucía. Esta edición ha contado con la asistencia de alumnos de la citada institución procedentes de países como Holanda, Francia, Alemania, Dinamarca, Corea, Italia o República Checa, así como con estudiantes españoles. Asimismo, en nuestro compromiso con la promoción de la investigación y divulgación académica, se han firmado sendos convenios de reconocimiento de créditos con la Universidad de Sevilla y la Universidad Pablo de Olavide, respectivamente.

Dada la afluencia de alumnado extranjero, así como para potenciar el carácter internacional de la Escuela de Barroco, la Fundación Focus-Abengoa ofreció un servicio de traducción simultánea para el público presente en la iglesia del Hospital de los Venerables, además de retransmitir en directo, en versión original y doblada, todas las conferencias a través de nuestra página web.

 

De izquierda a derecha, Manuela Mena, Antonio-Miguel Bernal y José Julio García.

 

Ciencia, Naturaleza y Arte en tiempo de Barroco

La programación de actividades de la Escuela de Barroco se completó con una mesa redonda moderada por Juan Fernández Lacomba, un concierto de órgano ofrecido por José Enrique Ayarra Jarne y una visita guiada al Campus Focus-Abengoa en Sanlúcar la Mayor.

Keith Christiansen –Metropolitan Museum de Nueva York– fue el encargado de impartir la conferencia inaugural que dio comienzo a las jornadas, con una intervención monográfica sobre el pintor francés Nicolas Poussin. La figura del artista galo sintetiza los contenidos que a lo largo de los tres días de jornadas desgranaron pormenorizadamente el resto de expertos ponentes, esto es, cómo los avances científicos incidieron en la manera de estudiar y comprender el funcionamiento de la realidad y, en consecuencia, cómo ésta era finalmente plasmada a través del arte.

Hubo lugar así para conocer con detalle los profundos cambios en la forma de hacer ciencia durante el siglo XVII, el contexto de continuos descubrimientos que a la postre terminarían incidiendo en los temas representados, así como, por ejemplo, la aplicación práctica en la pintura de distintos adelantos tecnológicos del momento. Entre los artistas que recibieron una atención más detallada sobresalen Velázquez y Valdés Leal, mientras que la pintura ocupó un lugar preponderante en los contenidos de esta Escuela de Barroco, si bien surgieron numerosos ejemplos de otras disciplinas artísticas como la arquitectura, la poesía o la escultura.

En la edición de 2015 han participado, además del citado Keith Christiansen, el jesuita Guillermo Rodríguez-Izquierdo, José Ramón Marcaida por la Universidad de Cambridge, Javier Viar –Museo de Bellas Artes de Bilbao–, José Julio García Arranz de la Universidad de Extremadura, Manuela Mena desde el Museo Nacional del Prado, Enrique Valdivieso –Universidad de Sevilla– y el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Miguel Hermoso.

Keith Christiansen
Conferenciante inaugural en la Escuela de Barroco 2015

“El primer lugar donde se produjo el enfrentamiento entre ciencia y religión fue el siglo XVII –la centuria antes de la Ilustración. El arte barroco abarcó las fuerzas de lo irracional y lo racional, así como la incipiente investigación de la naturaleza y la continua búsqueda del sentido del mundo que nos rodea. Fue el preámbulo de la modernidad y, por ello, considero el tema del arte y la ciencia en el Barroco un asunto de importancia vital”.

"Es crucial que las instituciones culturales promuevan actividades como simposios, conferencias y jornadas temáticas que ahonden en la complejidad del pasado y, en consecuencia, nos ayuden a comprender cómo han evolucionado las visiones del mundo que tenemos en la actualidad".

La Escuela de Barroco en los medios