Fundación Focus
Boletín noticias

Boletín noticias

 

Patrimonio

La Alameda de Hércules de Sevilla

Anónimo, 1647

Cedida por The Hispanic Society of America de Nueva York para la colección permanente del Centro Velázquez, esta pintura muestra un lugar emblemático de Sevilla, la Alameda de Hércules. Su nombre, establecido a partir de 1574 gracias al saneamiento urbano de unas lagunas residuales del Guadalquivir por parte del Cabildo de la ciudad, se debe a la presencia de dos columnas de granito procedentes de un templo romano situado en el centro de la ciudad, cuyo culto se asignaba tradicionalmente a Hércules.
Ambas se coronaron por las imágenes de los míticos fundadores de la ciudad, el ya mencionado héroe mitológico y Julio César, encargadas al escultor Diego Pesquera.

Fechada en 1647 en una de las bases de las columnas, la obra documenta perfectamente la vida social sevillana en la época de Velázquez, desde los populares aguadores que suministraban agua para el consumo doméstico, a las escenas de galantería y cortejo, pasando por las peleas de espadachines frecuentes entre jóvenes. Todo ello se desarrollaba en este espacio ajardinado y de esparcimiento, lugar de trasiego de personas y carruajes en aquel periodo.

.

 alt=

Actividades educativas y culturales