Visita Los Venerables
Boletín noticias

Boletín noticias

 

Premios Focus-Abengoa

Desde su creación, allá por finales de los ochenta, la Fundación Focus-Abengoa estableció los denominados Premios al Estudio para familias vinculadas a la empresa Abengoa. Desde entonces cientos de jóvenes de ambos sexos han visto premiada su labor formativa con una importante ayuda económica con la que paliar los esfuerzos que su tarea les ha llevado en esta época tan importante de su formación. Pero más allá del montante económico recibido, está el reconocimiento a su dedicación demostrada en el logro de unas brillantes calificaciones. Puedo asegurar, pues he tenido el honor de formar parte del Jurado de los Premios durante los últimos veinte años, que la competencia ha sido reñida, de muy alto nivel y los alumnos premiados han demostrado su gran preparación y unos logros académicos considerables.

Desde los alumnos de formación básica hasta los profesionales que han presentado Proyectos de Investigación, pasando por los de Educación Secundaria, Bachillerato, Ciclos Formativos (antigua Formación Profesional), Diplomados y Licenciados (hoy en día Graduados), de todas las clases sociales y de todas las nacionalidades en los que la empresa Abengoa tiene sedes, todos ellos han sido acreedores a este reconocimiento.

Esta felicitación estaría incompleta si no hiciera mención a la ayuda de toda la familia para el logro de estos fines. Cuántas horas de esfuerzo, de dedicación, de desvelos, de ayuda, hay detrás de unas calificaciones. ¡Qué bonito resulta celebrar el éxito con los suyos en el marco incomparable de la capilla del antiguo Hospital de Los Venerables Sacerdotes, sede de la Fundación Focus-Abengoa!

Igualmente hemos apreciado, en las reuniones de deliberación del Jurado, la ayuda que los departamentos de Recursos Humanos de las distintas localizaciones de la empresa han prestado a los candidatos a los premios en la confección del expediente a cumplimentar para que toda la documentación estuviese en regla. Desde aquí vaya nuestro agradecimiento a su callada y eficaz labor.

Una sociedad que no reconozca la labor de la persona en esta etapa de formación integral del individuo está condenada al fracaso. No sería razonable aplicar a la infancia la premisa de las diferencias de méritos, ya que la gran mayoría de sus condiciones de vida escapan a su control. La infancia y adolescencia debe ser, como pregona insistentemente UNICEF, más que ningún otro periodo en la vida, una época de igualdad de oportunidades que no debe depender sólo de los ingresos o las capacidades de los padres. Crecer en la pobreza, crecer sin las mismas oportunidades de acceso a la salud, o a una educación de calidad que otros niños, implica un riesgo mucho mayor de tener unos resultados inferiores en los estudios, peor salud, menores ingresos, peor futuro profesional y de trasladar esas desventajas a la siguiente generación. Y, por tanto, tener muchas más posibilidades de ver vulnerados sus derechos.

Entrega de los Premios Focus-Abengoa de Fin de Estudios.

Y esa responsabilidad no se la podemos atribuir a los niños y adolescentes. No cabe duda que son los gobiernos, y las decisiones políticas que emanan, los que determinan el futuro de las naciones, y en ello va implícito el futuro de nuestra juventud. Las intervenciones políticas que se tomen hoy determinarán si millones de niños y jóvenes son capaces de alcanzar todo su potencial o si se dejan atrás para enfrentar un futuro de empeoramiento de la desigualdad y la marginación.

Según señala UNICEF, la no discriminación y la igualdad de oportunidades son fundamentos esenciales de los derechos humanos y de los derechos del niño. La protección de los niños y niñas y el acceso a unos recursos y unos servicios básicos para todos se asume como un imperativo moral y legal. Sin embargo, la creciente desigualdad social y el incremento de la pobreza infantil en los países ricos son fenómenos que se han venido gestando desde hace décadas y que durante la crisis están mostrando su rostro más cruel.

Es por todo esto por lo que alcanzan más valor acciones como las realizadas por la Fundación Focus-Abengoa al establecer los denominados “Premios al Estudio para familias vinculadas a la empresa Abengoa”. Sería bueno que la sociedad en general tomara conciencia de estos hechos y se prodigaran en mayor grado éste y otros tipos de ayudas similares que garanticen un futuro de igualdad de nuestros jóvenes.

Manuel Porras Sánchez

Universidad de Sevilla

Actividades educativas y culturales