Visita Los Venerables
Boletín noticias

Boletín noticias

 

Conciertos Magistrales de órgano

El pasado mes de febrero tuvo lugar en la Iglesia de los Venerables, sede de la Fundación Focus-Abengoa, el tradicional Ciclo anual de Conciertos Magistrales de Órgano; al que invitamos a los más destacados intérpretes del momento, que nos ofrecen repertorios organísticos de sus propios países, y nos recrean con las versiones más refinadas y exigentes que puedan escucharse en un marco ideal, por la calidad impar de nuestro instrumento, la perfecta acústica del recinto, la belleza incomparable de la capilla y el ambiente selecto de quienes saben apreciar y disfrutar un acontecimiento de tan alto nivel cultural y artístico.

Nos cabe la satisfacción inmensa de haber podido ofrecer en Sevilla interpretaciones memorables de más de setenta grandes figuras del órgano actual, provenientes de dieciocho países diferentes, en los veinticuatro ciclos que hemos organizado hasta el momento; satisfacción que se multiplica cuando estos excepcionales organistas –que por actuar en los Venerables y disfrutar de su arte en nuestro instrumento llegaron a recortar su caché de manera muy sensible– al despedirse manifiestan su satisfacción y su deseo de repetir actuación en cuanto se les invite de nuevo.

Lorenzo Ghielmi en el órgano de los Venerables.

Este año elegimos como tema del Ciclo: El órgano barroco, puente de unión entre pueblos enfrentados por la religión; lo que nos llevó a invitar a organistas que hoy regentan tribunas que son emblemáticas en la historia del órgano europeo: Lorenzo Ghielmi, organista de la Basílica católica de San Simpliciano de Milán (Italia); Matteo Imbruno, titular de la Iglesia calvinista Oude Kerk de Amsterdam (Holanda), donde fue organista en el s. XVI el gran maestro J. Pieterszoon Sweelinck; y Johannes Unger, titular de la Iglesia luterana de Santa María de Lübeck (Alemania), donde en el s. XVII fuera organista el incomparable Dietrich Buxtehude, ídolo del propio Juan Sebastian Bach.

Lorenzo Ghielmi, que días antes había dirigido en la Fundación un Curso Magistral interesantísimo sobre Puntos de encuentro entre los órganos barrocos italianos e ibéricos –que reunió a veintinueve organistas venidos de toda España–, nos asombró en su concierto por su excepcional técnica, acierto en la registración y exquisita musicalidad. Tanto el público que abarrotaba la Capilla como la crítica aparecida en la prensa se deshicieron en elogios y entusiasmo por tan magnífico recital.

Matteo Imbruno centró su programa en la obra de su predecesor, el maestro J. P. Sweelinck y sus discípulos, que luego fueron los grandes maestros de la Escuela del Barroco de Alemania del Norte, donde se formaron organistas de la talla de un J. S. Bach o G. F. Haendel. El concierto, que volvió a llenar la Iglesia de los Venerables, resultó espléndido en su ejecución, aunque quizás resultara para algunos un poco largo por monótono, por insistir en solo dos formas musicales de autores pertenecientes a la misma escuela.

El concierto del alemán Johannes Unger que, tanto por la reconocida calidad del intérprete como por las obras elegidas de los grandes organistas de Sta. María deLübeck, había despertado un interés especial (razón por la que quisimos cerrara con broche de oro este excepcional Ciclo Magistral), no pudo celebrarse por sufrir el organista invitado un serio e inesperado accidente unos días antes, que le impidió coger el vuelo y desplazarse a Sevilla. Tendremos que esperar un tiempo para disfrutar de su arte en nuestro órgano sevillano.

José Enrique Ayarra

Organista titular de la Fundación y de la Catedral de Sevilla

Actividades educativas y culturales