Visita Los Venerables
Boletín noticias

Boletín noticias

 

10 años caminando con el PEyC bajo la luz de Madre María de la Purísima

Abengoa, a través de la Fundación Focus-Abengoa, desarrolla el programa de acción social Personas, Educación y Comunidades (PEyC). Nació en Argentina, en el año 2005, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que se encontraban en una situación vulnerable. Comenzamos con la ayuda de la Fundación Santa Ángela, donde se trabaja con la congregación de las Hermanas de la Cruz, que fue fundada en Sevilla por Sor Ángela de la Cruz. Todavía recuerdo aquel primer día cuando junto al ingeniero Pablo Herrera nos hicimos presentes en la Casa de las Hermanas en Monte Quemado, Santiago del Estero (Argentina). Todo comenzó con un proyecto de actividades para personas con discapacidad. En el año 2006, y de la mano de las Hermanas de la Cruz, llegamos a Quimilí. Ciudad que visitaba anualmente María de la Purísima cuando era Madre General de la Congregación, y que este año será canonizada en Roma por nuestro Papa Francisco. En dicha ciudad el hogar fue la premisa de intervención directa debido a la severidad de las discapacidades que tenían los concurrentes. Y a partir de ese momento, el programa se fue extendiendo y consolidando hasta los 11 países en los que hoy se encuentra presente. Primero la extensión en Argentina y luego en América Latina, Asia, África y Europa. El programa fue creciendo con proyectos, actividades, jornadas, voluntariado y obras, adaptándose a cada región, país, cultura e idiosincrasia, sin perder de vista las líneas de acción, y el fin último: la mejora de la calidad de vida de los grupos en situación de vulnerabilidad.

Me llega a la memoria aquel grupo inicial de alumnos y alumnas que recibían con alegría nuestras primeras prácticas recreativas y artísticas. El disfrute en sus rostros luego de haber estado años sumidos en la pasividad y el letargo propio de las costumbres locales. También recuerdo nuestro primer voluntario, Alejandro, quien se auto-designaba como un “comprometido social”; y que murió en su ley defendiendo los derechos humanos de su pueblo.

Un grupo de niños disfrutan de una jornada de medioambiente en Brasil.

Con el correr de los años nuestro PEyC ha logrado un equipo de trabajo creativo para resolver problemáticas sociales y comunitarias en cualquier rincón del mundo donde Abengoa esté presente. A través de sus proyectos el PEyC ayuda a niños, mujeres que han sufrido violencia de género, ancianos, personas con discapacidad y familias con necesidades básicas insatisfechas y aislamiento social, campesinado, migrantes o indígenas. Entramos en el terreno no solo detectando las necesidades, sino profundizando hasta encontrar las capacidades de las personas, instituciones y comunidades. La versatilidad que ha logrado el programa nos permite la posibilidad de sentirnos cómodos en situaciones complejas, promoviendo el trabajo en red y la capacitación técnico-profesional del equipo de trabajo en sus áreas de incumbencia, como también en el área de gestión y organización de proyectos.

Cumplimos 10 años de existencia, de participación y fundamentalmente de compromiso social y desarrollo comunitario. No es casualidad que este mismo año tengamos otro festejo: la canonización de María Purísima. Es ella la que nos ilumina y nos acompaña para que podamos llegar a quienes menos tienen y más nos necesitan.

Daniel Germán Zucchi
Director del PEyC

Actividades educativas y culturales