Fundación Focus
Boletín noticias

Boletín noticias

 

Nuevas publicaciones

La aventura de Jerónimo Köler. Sevilla, 1533

Luis Méndez Rodríguez. Fundación Focus-Abengoa y Marcial Pons Historia, Madrid, 2013. 285 páginas + 50 ilustraciones en blanco y negro y color.

Cubierta del nuevo libro editado por la Fundación.

El presente libro es el resultado de una dilatada y concienzuda investigación desarrollada por el profesor titular de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, Luis Méndez, sobre un manuscrito, sólo parcialmente publicado hasta la fecha, que se conserva en la British Library de Londres y en el que se narra la aventura vital de un comerciante y juez alemán natural de Nuremberg, Jerónimo Köler, quien en los últimos años de su vida quiso dejar testimonio escrito de su familia y de sus viajes. El citado manuscrito se sitúa a mitad de camino entre las crónicas familiares que se popularizaron en Alemania en la segunda mitad del siglo XV y los libros de viajes. Fue redactado en la década de 1560 y además de glosar la historia de la familia Köler, para lo que se remonta a 1355, incorpora la autobiografía de Jerónimo el Viejo (1507-1573) y ofrece un diario de los viajes por Italia, Austria, Holanda, Portugal, España y América que realizó en las décadas de 1520 y 1530. También incluye textos posteriores de su hermano, John Köler, de su hijo Jerónimo Köler el Joven y de su nieto Benedicto, quienes siguieron la tradición de dejar constancia escrita de sus hazañas, triunfos y experiencias viajeras con objeto de informar a las generaciones venideras sobre su propia identidad. A pesar del cúmulo de noticias pertenecientes a estos últimos, son las correspondientes a Jerónimo Köler el Viejo las que resultan más atractivas y sugerentes, por cuanto ofrecen una peculiar visión de la monarquía hispana, de la realidad europea de su tiempo, protagonizada por la Reforma luterana a la que Jerónimo Köler se uniría, de la ciudad de Sevilla cuando era la Puerta de las Indias y meta de quienes creían en el sueño americano.

No debe extrañar por ello que hayan sido el principal y primero de los objetivos del estudio realizado por Luis Méndez. Pero más allá de la simple glosa de los datos ofrecidos por el aventurero alemán, ha sabido ofrecer un extraordinario retrato de la Sevilla del comercio con Indias, con sus glorias y miserias, valorando la decisiva actuación de los comerciantes extranjeros, especialmente los alemanes, y de las redes clientelares que llegaron a establecer y en las que se inscribió el propio Köler. De igual manera ha analizado con gran tino el fracaso de la “conquista por cuenta propia” del territorio de Venezuela por parte de los banqueros alemanes Welser, en una de cuyas expediciones con destino a dichas tierras se enroló Jerónimo Köler, así como la pujanza económica y el ambiente cultural de su ciudad natal de Nuremberg, destacando su condición de testigo fundamental de la Reforma, por sus relaciones con Martín Lutero y Felipe Melanchthon. Especialmente atractivas resultan las páginas del libro dedicadas al fracasado viaje de Jerónimo Köler hacia América, en las que basándose en el propio relato del alemán, habla de los terribles temporales que azotaron la costa gaditana y que impidieron la salida de la flota, obligando a la nave en la que había embarcado a buscar refugio en El Puerto de Santa María, en donde al arribar decidió abandonar la expedición y regresar a su ciudad natal sin haber logrado la fortuna que le había llevado a recorrer mundo. Parte sustancial del estudio emprendido por Luis Méndez corresponde al análisis del conjunto de imágenes que acompaña el texto de los Köler. Por su excepcionalidad destacan las acuarelas del manuscrito redactado por Jerónimo el Viejo, pues a pesar de sus deficiencias y de sus débitos a xilografías y grabados de la época, no sólo ofrecen imágenes de diversas ciudades europeas, caso de Lisboa y Sevilla, sino que también las presenta del territorio americano y de sus habitantes, permitiendo recapacitar sobre la transformación que la imagen de América y de los indios fue sufriendo a lo largo del siglo XVI. A analizar este fenómeno se dedican unas bien documentadas y sugerentes páginas del libro. También hace referencia a los grabados de Durero sobre Lutero y Melanchthon, que abre y cierra el Liber Amicorum redactado por Jerónimo Köler el Joven, y a los dibujos de antigüedades, paisajes y vistas de ciudades que incorporó a su texto Benedicto, el último de los Köler.

A todas las importantes aportaciones y valiosas sugerencias para nuevos trabajos de investigación que el libro ofrece, hay que añadir su fluida y rica prosa, que hace fácil y atractiva su lectura, tanto para los especialistas en la materia, como para los interesados por saber más y comprender mejor la fascinante historia de Europa y América en el siglo XVI. Tanto aquéllos como estos valores explican que el trabajo de Luis Méndez obtuviera en OMNM el II Premio Internacional Alfonso E. Pérez Sánchez, que bianualmente convoca la Fundación Focus-Abengoa, institución que ahora, en coedición con Marcial Pons, ha procedido a su publicación.

Alfredo J. Morales
Universidad de Sevilla

 

Catálogo de la exposición Nur. La luz en el arte y la ciencia del mundo islámico

Sabiha al Khemir. Fundación Focus-Abengoa, Sevilla, 2013. 304 páginas + 203 ilustraciones en color.

Portada del catálogo de la exposición.

La cultura árabe y el mundo del Islam han sido equiparados en algunas ocasiones con el zulm, “la oscuridad”. Como todas las civilizaciones, presentan episodios históricos con zonas oscuras, pero en absoluto pueden reducirse a estos momentos. Porque también cuenta con realizaciones luminosas, algunas de ellas recogidas en esta publicación. En realidad debemos inscribirlos, lo árabe y lo musulmán, en la historia de la humanidad, que arranca de China, India, Mesopotamia o el antiguo Egipto, para continuar con la herencia clásica grecolatina. De éstas, de la luminosidad del Mediterráneo, forma parte y a partir de ellas elaborarán un nuevo marco civilizador que, a través de la Península Ibérica, se irradiará más tarde a Europa, África y al llamado Nuevo Mundo. El catálogo que recoge los conceptos y la relación de los objetos de la Exposición Luz/Nur es la prueba palpable de este proceso. La comisaria de la Exposición, Sabiha al Khemir, autora de los textos del catálogo, desgrana los pormenores a lo largo de sus páginas.

La idea motriz es la luz como concepto y las realizaciones de cultura material que presenta en el arte y la ciencia del mundo islámico, desde el siglo VII a nuestros días. De este modo se traza un recorrido a partir de la idea de la luz como generadora de vida y de cultura. A continuación se realiza un discurso descriptivo centrado principalmente en la idea de la luz del mundo que guía a las elaboraciones religiosas mediterráneas y las piezas de cultura material que han generado. Más tarde se presenta el protagonismo que tiene la luz en obras de metalistería, en piezas suntuarias de lugares públicos y otras de uso doméstico, con su decoración en oro y plata o la cerámica de reflejo dorado. Pero también se ocupa del conocimiento, la luz de la Humanidad, a través de una selección de elementos concretos: las obras de la mecánica árabe, los tratados de medicina, matemática o astronomía y los útiles de la navegación, desde astrolabios y brújulas a los nocturlabios. Los juegos de transparencia y color, la geometría de edificios, muebles, celosías y ventanas completan el catálogo.

En definitiva, todo un “universo de la luz” en el entorno del Islam, mostrado a través de un conjunto de más de cien piezas procedentes de instituciones públicas y colecciones privadas de todo el mundo. Un alto porcentaje de ellas se exponen al público por primera vez, algunas son prácticamente inéditas, como el reloj de sol tunecino del siglo XVII. Dentro del conjunto resulta difícil destacar alguna: el azulejo copto procedente de Persia, herencia de manifestaciones artísticas premusulmanas que permanecen hasta nuestros días, el chal de batik de Indonesia, los tinteros, candiles y lámparas, las páginas del Corán de Qayrawán con letras cúficas doradas sobre fondo azul, las piezas de cristal de roca del ajedrez de la Catedral de Orense, el manuscrito sobre cirugía de az-Zahrawi o la muestra de instrumentos quirúrgicos de la Colección as-Sabah del Kuwait. Proceden en su origen, cuando fueron construidas, del amplio espacio que va desde el extremo de Asia a la Península Ibérica, y de entornos religiosos tanto musulmanes como cristianos o judíos.

El catálogo, en realidad un “baño de luz”, intenta introducir al lector en el universo del conocimiento y el arte árabo-musulmán. Casi la mar océana de la que sólo ha podido mostrarse lógicamente una parte. El complemento lo tiene el lector a partir de la sede sevillana de la Fundación Focus- Abengoa, que ha intentado iluminar esta parcela de la civilización humana. No resulta casual que haya sido editado en Sevilla, la ciudad de la luz, en el imaginario de poetas y literatos desde tiempos anteriores a la Edad Media, que vio surgir la cultura de al-Andalus, hasta el presente. Y lo tiene en la misma ciudad, en Andalucía, en toda España y a partir de ellas hacia los cuatro puntos cardinales. La obra muestra en el fondo la energía que una cultura milenaria, encardinada en los grandes movimientos históricos, ha aportado a lo que fuimos en el pasado y a lo que somos a nivel global en este comienzo del siglo XXI.

Rafael Valencia
Universidad de Sevilla

Actividades educativas y culturales